CÓMO SABER SI ERES PRONADOR O SUPINADOR

La mejor forma de aumentar nuestro rendimiento en determinada actividad es definiendo nuestras cualidades para realizarla. De esa forma sabremos en qué debemos trabajar, cuáles son nuestras fortalezas o debilidades, y por tan cuál debe ser nuestro comportamiento en la actividad que realizamos. Y por eso, si te gusta correr, para determinar la clase de corredor que eres debes saber entonces si eres pronador o supinador.

Además, hay que resaltar que todo corredor debe tener en claro la clase de zapatillas que son adecuadas a sus pisadas, recuerda que las zapatillas absorben la mayor parte del impacto sobre el suelo, también pueden evitarte lesiones en las articulaciones de tus piernas e incluso en la columna. Así que siendo importante saber la clase de corredor que eres para ajustarte a modelos y marcas de zapatillas que vayan en relación a ello, cómo saber si eres pronador o supinador. Lo primero es relacionarte con los conceptos para así entender mejor.

¿Qué es?

cuál eres supinador o pronador

Un pronador es aquel que a la hora de realizar la actividad física, tiende a correr con las piernas más juntas y pisando con la parte más interna del pie que es la que recibe todo el peso del trabajo, es importante resaltar que la mayoría de los corredores son pronadores.

En el caso contrario, un supinador es quien corre con las piernas separadas y apoyando la zona exterior del pie, siendo esa zona la parte que recibe el mayor impacto, aunque no son una especia rara, si son pocos frecuentes.



¿Qué clase de corredor eres?

pronador o supinador

De manera, saber la clase de corredor que uno es, si uno es pronador o supinador, depende de la pisada, y para descubrir con exactitud cuál es nuestra pisada se puede recurrir a ciertos test que son especializados y que han sido puestos a disposición por algunos fabricantes de zapatillas. Sin embargo, también existen algunos métodos sencillos que te ayudan a saber si eres pronador o supinador, y para que tengas una idea aproximada te ofrecemos uno de esos métodos sencillos.

Debes tener los pies descalzos y muy bien apoyados al suelo, asegúrate de colocarte con las piernas un poco separadas, de inmediato deberás flexionar las piernas tres veces dejando libertad de movimientos, y cuando llegues a la tercera flexión deberás parar y tratar de mantener esa postura. La clave está precisamente en la última flexión. Si en la última flexión tus rodillas están pegadas, entonces eres un pronador, pero si no se pegan pero están muy próximas eres neutro, y en último caso si definitivamente las rodillas están separadas eres un supinador.

Desarrolla tus habilidades

conoce si eres pronador o supinador

Así de sencillo puede resultar saber qué tipo de corredor eres. Y el conocimiento de si eres supinador o pronador te llevará a un mejor entrenamiento dirigido a la clase de corredor eres y por lo tanto a las habilidades que te serán más fáciles desarrollar y más apropiadas a tu condición.

Anímate a hacer esta sencilla prueba, y al momento de comprar tus próximas zapatillas escoge un modelo apropiado a tu pisada y a la zona que recibe o soporta la mayor carga de peso.

Deja comentario

>